Una voz y una guitarra

Una voz y una guitarra es todo lo que necesito para ser feliz.

Tan sólo una canción sentida que me transporte de vuelta a ese lugar del que vine. Ese lugar en el que no me siento extranjera ni visitante. En donde los roces de manos y los acordes me generan piel de gallina y ojos vidriosos sin sentirme observada.

Ayer tuve la suerte de haberme transportado a ese mágico lugar. Canté, salté y floté por sobre la multitud. Simplemente, fui feliz.-