Numerología, o cómo llegar a los 100 posts y no enterarse

La magia de los site stats de WordPress (que son tan turn-on como la organización ordenada de archivos en carpetas) me acaba de indicar que el anterior fue el post número 100.

Si no odiara tanto a la AFIP y no estuviera tan consumida por fin de año calculo que hubiese hecho alguna clase de alusión numerológica vinculada a tal evento. Pero no. Ayer lloré, literalmente, en dicha dependencia pública tras una sucesión (ahora graciosa) de cosas y hechos .

Thing is, voy a limitarme a decir que desde el post nº 1 en el que empezó este viaje, Uqbar y yo (T.) crecimos de maneras diversas e imprevistas. El post nº 100 es un post más en este camino de… bueno, vaya uno a saber camino a qué o a dónde (ni falta hace saberlo!)

En fin, grazie al lector fantasma (accedo a los site stats, remember) y al comentador ocasional que me hicieron dar cuenta que aún escribiendo por y para mi, también puedo escribir por y para otros.