Epic-dermis

La piel tiene memoria.
No, la piel no olvida.

Sino fijate cómo duran las marcas del sol hasta el invierno.

Sino fijate cómo la peca de la parte derecha del labio superior reaparece un año después exactemente en el mismo lugar.

Sino fijate cómo los lunares simétricos que hace ventipico de años estaban en los meñiques hoy ya llegaron a la mitad del pie.

Sino fijate en la marca de la varicela que te rescaste a los 10, o la del corte con tijera de los 8.

La verdad es que la piel no olvida, ni las pieles se olvidan.