Shuffle

Los momentos críticos, de búsqueda intensa y replanteo, vienen y se van aleatoriamente.

Cual shuffle, que te cambia de una canción a otra sin relación o vínculo aparente (salvo que uses la función Genius del iTunes), la vida se va transitando desde una “Scenic World” (mi canción feliz), pasando por la versión de Pearl Jam de “Last Kiss” (ritmo feliz, letra triste que claramente ninguno de los que bailó en La Plata se percató) llegando al suicidio dominical de “Someone like you” o a la protesta social de “Latinoamérica”.

Es verdad que para encontrarse a veces es preciso perderse (Galeano dixit). Pero descubrir qué se busca puede ser mucho más tortuoso que dar con la tecla de dónde encontrarlo.

Mientras desentraño todo este quilombo, me armo listas de reproducción y bendigo a Apple por inventar Genius.

Amén, Zeus.