Confort

Salirse de la zona de confort puede empezar con pequeños pasos: dejando de poner siempre los mismos discos y atreviéndose a escuchar melodías nuevas.