Happy as a hippo

Festejar porque llueve.

Amar los domingos.

Quejarse porque es lunes.

Bailar al compás de Ella Fitzgerald y Boom Boom Kid.

Moler café.

Sonreír porque sí.

Si eso no es felicidad, le pega en el palo.