El poder de la innovación

Hoy me hice la innovadora y después de más de una decena de años  de abstinencia le puse azúcar al té.

Cual pelo largo enrulado devenido en corte carré concluyo que no siempre está bueno innovar.