Bro-hood

Separados ahora por una distancia prudencial que te hace quererlo un poco más, descubrís algo que en el fondo ya sabías (desde que te agarraba el meñique con toda la palma de su mano). Lo intuías desde chica, incluso también en tu fiesta de 15, lo dedujiste por las peleas, por los intereses, por la música y la sensibilidad compartida.

Y sin realmente sorprenderte de que así sea, descubrís que tu hermano se parece a vos más de lo que imaginabas. Tanto, que ama el café. Tanto, que ahora lo toma sin azúcar. Tanto, que hasta se manda a escribir un blog. Tanto, que es sobre música.

Sin realmente sorprenderte, sonreís sabiendo que incluso sin premeditarlo están siempre juntos in the road.

Aquí el blog de hermano

¡Bienvenido!