Perú – Capítulo I: sobre viajar

Del cuaderno (bastante feo, por cierto) que compré en Urubamba, se desprende este primer capítulo.

“Otra experiencia de viaje, algo tan tuyo”, dijo. Y realmente lo siento así.

Viajo desde antes de poder recordarlo, y pretendo hacerlo hasta que la memoria se me desgaste. También, no casualmente, el de Uqbar es un viaje que empezó por dentro y que cada día que pasa toma más la forma de un camino.

Cada nuevo viaje reafirmo la idea de que el viajar no es un momento, sino un estado, una forma de vivir y de llevar la vida.

No hay mejor escuela que la cultura viva en cada rincón del mundo. Y así quiero seguir aprendiendo yo. Bajo el sol que bañó a los Incas, perdida en ruinas circulares, mirando cómo la luna aparece detrás de las montañas, con la sonrisa en los ojos de la gente.

Viajar.

Escribir.

Sentirme viva.

Sentirme yo.