Música con color amarillo

Todo empezó hace unas semanas, escuchando “Ten”. Por alguna razón que desconozco la frase “lemon yellow sun” me quedó retumbando en la cabeza y empecé a pensar cómo, incluso una canción con las connotaciones que tiene “Jeremy”, podía transmitir otra sensación a través del color.

Después de eso empezó la idea: armar una playlist para mis viajes diarios que fuera pura y exclusivamente de contenido amarillo. ¿Y por qué amarillo? Porque creo que es un color que tiene el poder de transmitir alegría y energía. Y quizás no casualmente la mayoría de las canciones que se me fueron ocurriendo que hablan en amarillo tienen en sus acordes, de una u otra manera, ése espíritu de felicidad bañada de sol.

Finalmente llegó el desafío: una conversación con Mi Tema del Día y Discos Perfectos me terminó por delegar la tarea de encargarme de armar dicha lista.

So, here I go, una lista amarilla sin orden aparente:

“Yellow” de Coldplay, en un video paradójicamente gris, es pura luz y alegría en el cuerpo. Es cliché y hasta cursi incluirla en esta lista, pero es una canción que vuelve a enamorar con cada look at the stars, look how they shine for you.

“Amor amarillo” es el ejemplo de una canción que termina por envolver a todo un disco (que en este caso lleva el mismo nombre). Es Cerati descubriéndose y mostrando cómo el amarillo es sol, es luz y, en este caso, también es tranquilidad: Adentro tuyo algo del sol, Adentro tuyo es único.

“Old yellow bricks” es el anteúltimo tema del segundo disco (y en mi opinión último gran disco) de Arctic Monkeys, “Favourite Worst Nightmare”. Está justito antes de “505”, y siempre me pareció que el contraste entre ambas canciones generaba un lindo trance para los oídos. Una especie de escalada en el ritmo y energía para luego sucumbir ante la seducción de “505”.

“Yellow Ledbetter” de amarillo tiene el nombre y el espíritu. Una canción con acordes que nos llevan a Little Wing (canción que emociona hasta las lágrimas),  que cobró una fuerza y popularidad en general poco vista en otros B-Sides y que se terminó convirtiendo en un clásico cierre de los recitales de Pearl Jam (como fue el caso del pasado noviembre en La Plata). Claramente entre mis favoritas en vivo por lo que genera en el público, y sino atrévanse a contradecirme después de ver el final de este video.

De Pearl Jam nos lanzamos hacia Hendrix. Y si Eddie es lo más, Jimi es todo. “Bold as love”, tema que también da nombre al disco, atraviesa toda la paleta cromática en su letra y nos recuerda que los colores son también emociones. “My yellow in this case is not so mellow. In fact I’m trying to say it’s frightened like me”.

Por lógicas de espacio, tiempo y arbitrariedad la lista llega hasta aquí, pero dejamos la puerta abierta para sumar canciones que se vayan sumando a modo de recomendación, y algunas que dejé en el tintero.