Smells like…

Hoy Buenos Aires amaneció bañada por una extraña niebla que no, no huele como espíritu adolescente.

Diría que la canción más propicia para este día, es esta: